Ambientes de Aprendizaje Constructivistas y el sistema Moodle

lunes, octubre 31, 2005

Ambientes de Aprendizaje Constructivistas





El tipo de ambientes de aprendizaje que se busca generar son los llamados ambientes de aprendizaje constructivistas, los cuales constan de las siguientes elementos: Educación basada en proyectos. A los estudiantes se le presenta claramente un proyecto en el que hay un problema a resolver, siendo este el foco de atención principal de las actividades en el ambiente de aprendizaje. El aprendizaje no es un evento aislado, el contexto en el que ocurre el problema, trata de ser lo más apegado a algún evento de la vida real. Representación de los proyectos. El problema presentado en el ambiente de aprendizaje debe forzar a producir situaciones en un contexto natural. La simulación debe de recrear el mismo tipo de retos cognitivos que se enfrentan los actores en la vida real, y las tareas asignadas a los estudiantes deben replicar la misma estructura de actividades. Los escenarios implementados también deben presentar las restricciones y disponibilidades de acciones posibles. Las herramientas de software que median las actividades están disponibles en este ambiente. Los problemas, tratan de ser auténticos y de interés para el estudiante. Para que los estudiantes se involucren en un ambiente de una manera significativa, deben de manipular algo, es decir, construir un producto, manipular parámetros, tomar decisiones o afectar el ambiente de una manera significativa. El ambiente de aprendizaje debe proveer los objetos y herramientas para los estudiantes para que se involucren de esta forma. Los estudiantes deben de desarrollar la habilidad de simular el ambiente de tareas del mundo real y probar hipótesis acerca de los problemas que busca resolver. ¿Cómo podemos conocer, si estamos involucrando a estudiantes en aprendizaje significativo? las siguientes características de aprendizaje significativo en el estudiante nos proveen de una guía para diseñar ambientes de aprendizaje: El estudiante debe ser activo. Los estudiantes se involucran por el proceso de aprendizaje que se da a través del proceso mental de información donde ellos son responsables del resultado. En escenarios de aprendizaje natural, los aprendices de cualquier edad, pueden adquirir habilidades sofisticadas y avanzar su estado de conocimiento acerca de lo que aprenden, sin la necesidad de una sesión de instrucción formal. El estudiante debe ser constructivo. Los estudiantes integran nuevas ideas con conocimientos previos para darle sentido o significado o para reconciliar cualquier discrepancia, curiosidad o duda. Los modelos que construyen al principio para explicar las cosas son sencillos, pero con la experiencia, apoyo y reflexión se vuelven más complejos. El estudiante debe ser colaborativo. Los estudiantes trabajan de una manera natural en comunidades de aprendizaje y de construcción del conocimiento, apoyándose en las habilidades individuales de cada quien para proveer el apoyo social con las contribuciones de cada miembro de la comunidad. Los humanos buscan de forma natural a otros para pedir ayuda para resolver problemas y ayudar con tareas. El estudiante debe ser intencional. Todo el comportamiento humano es regido por metas. Es decir, todo lo que hacemos es para cumplir alguna meta. La meta puede ser sencilla, como la de saciar el hambre, o compleja como la de desarrollar una nueva habilidad. Los ambientes de aprendizaje deben apoyar al estudiante en lograr aquellas metas que se han definido en una situación de aprendizaje. El estudiante debe conocer la complejidad del mundo real. El estudiante debe conocer que los problemas tienen múltiples componentes y perspectivas y a veces no pueden resolverse de una forma previsible. Debemos obligar a los estudiantes en resolver problemas complejos y pobremente estructurados, obligándoles a realizar razonamientos de mayor nivel. El estudiante debe trabajar en un contexto. Las tareas de aprendizaje situadas en un problema significativo del mundo real, estudio de casos o simulado, no sólo son mejor comprendidas, sino también son transferidas de manera más consistente a nuevas situaciones. Debemos enseñarle al estudiante conocimientos y habilidades de la vida real o proveer de contextos diferentes para que el estudiante practique sus habilidades desarrolladas. El estudiante debe ser conversador. El aprendizaje es un proceso social y de diálogo. Es decir, dado un problema o tarea, las personas buscan de una forma natural opiniones e ideas de otros. Las tecnologías de la comunicación pueden apoyar este proceso de conversación. Cuando los aprendices forman parte de una comunidad de construcción de conocimiento, tanto dentro como fuera de clase, aprenden que hay muchas formas de ver el mundo y muchas soluciones a los problemas de la vida real. Los estudiantes deben ser reflexivos. Se les debe pedir a los estudiantes, que describan lo que están haciendo, las decisiones que toman, las estrategias que siguen y las respuestas que encontraron. Cuando se realiza esto, el estudiante comprende mejor y está en mejores posibilidades de utilizar en nuevas situaciones el conocimiento que han construido (Jonassen, 2004). Para la creación de estos ambientes de aprendizaje en línea más eficientes, debemos de considerar a los estudiantes en lo individual, más que en grupos homogéneos. En vez de mantener una visión, de qué es lo que todos los estudiantes requieren o necesitan, debemos de ser flexibles y crear ambientes que brinden mayores opciones a los estudiantes. Se propone entonces diseñar espacios físicos flexibles adecuados apoyados con tecnología educativa que combina la comunicación, la colaboración y el apoyo computacional; que son personalizados, sensibles al usuario, móviles y que son espacios familiares a las nuevas generaciones de estudiantes que son nativos de la era digital. Lo anterior permite entonces la introducción de dos conceptos que apoyan la operación del espacio INTIC: Salas polivalentes (SP) y Centros de AutoAcceso (CAA) las cuales tienen las siguientes características: a. Sala Polivalente (Cupo 40 personas, espacio mínimo deseable 90 m2) En este tipo de Sala se llevan a cabo las sesiones presenciales apoyadas con equipo audiovisual y tecnología de la información. Se requiere mayor espacio que un salón tradicional, pues hay que dar lugar a la proyección digital y mantener la línea de vista de todos los participantes. Se requiere del orden de un 30% más espacio que el tradicional, es decir entre 2.5 y 4 m2 por estudiante. En los salones tradicionales se estima un espacio mínimo de 1.35 m2 por estudiante. b. Centros de AutoAcceso. (Cupo 20 participantes, espacio mínimo deseable 50 m2) En estos centros los participantes de los cursos acceden a los materiales digitales e información en línea y desarrollan actividades interactivas planteadas en la plataforma AtlaNTICUS. En estas áreas se atienden a una fracción de los grupos presenciales a la vez, que interactúan con el sistema y los ayudantes de profesor, dado que la organización dentro de estos espacios físicos esta compuesta por 6 islas de 3 computadoras y 1 isla de 2 computadoras. Hay una computadora adicional para el facilitador, proyector multimedia, área de proyección. La conexión a Internet es inalámbrica con la finalidad de permitir la redistribución del mobiliario y equipo según las actividades plasmadas en los contenidos. Por su parte el facilitador asesora de manera individual a cada estudiante según su grado de avance en cada proyecto y de acuerdo a la herramienta utilizada.
Lecturas de interés:
Computers as Mindtools for engaging learners in critical thinking. David H. Jonassen, Hsiu-Ping Yueh (1998).Critical Thinking Community

1 Comentarios:

  • El aprendizaje es vital para un chico para luego poder crecer normalmente. Cuando fui a vivir a mi primera casa con mi familia, busque que el hogar comprado a Zukbox Argentina se encuentre cerca de la escuela y la biblioteca

    By Blogger Jorge Ramiro, at 2:29 p. m.  

Publicar un comentario

<< Inicio